“LENA” Daniel Vázquez Sallés

PORTADA LENA

 

FICHA TÉCNICA

Título: Lena

Autor: Daniel Vázquez Sallés

Editorial: Alrevés

NÚMERO DE PÁGINAS: 240

FECHA DE PUBLICACIÓN: enero 2018

ISBN: 978-84-17077-32-7

SINOPSIS

La primera vez que Martín vio a Lena en la playa tenía doce años y ya entonces supo que esa joven sería la mujer de su vida, pero para ello debería pagar un peaje: convertirse en un asesino a sueldo.

Y aunque quizá fue la casualidad la que cruzó su vida con el Posibilista, tal vez no fue tanta la coincidencia de asumir la condición humana de matar por encargo. Porque si algo estaba escrito no era su vocación, sino su amor demente por Lena, esa escritora fatal amada –y renegada– por sus semejantes.

Asumir la identidad de Knopfler y los infinitos riesgos que conllevaba ser un criminal no fueron para Martín un impedimento, porque su objetivo final, Lena, era el regalo. Y es que, a fin de cuentas, Lena es la historia de amor a lo largo del tiempo entre un asesino a sueldo y una novelista.

Daniel Vázquez Sallés no juega con el lector, pero sí lo acompaña en un recorrido vital lleno de curvas y de guiños a la ciudad de Barcelona y a algunos personajes que en algún momento de sus vidas se han cruzado con el autor.

NARRACIÓN

La novela ya comienza de la siguiente manera:

“No es fácil admitir una adicción, pero me convertí en un asesino a sueldo por una mujer y, con casi cincuenta años, admito mi condición de hombre existencialmente bipolar”

A partir de ahí, a veces en primera persona, cuando habla de sí mismo como Knopfler, el asesino a sueldo, a veces en tercera, cuando habla de su otro yo, Martín el apocado, su tapadera (evidenciando así la que considera su personalidad real), va alternando presente y pasado.

Poco a poco, nos cuenta su vida desde los doce años, cuando conoció y se enamoró de Lena, su adicción. Nos narra su vida como hijo del chofer de Don Sebastián, un ser que a mí me ha parecido despreciable y su reencuentro – encuentro sexual – con la ya escritora Elena Cohen cuando él tiene veinte años. Ese encuentro es un punto de inflexión en su vida, cuando ella le dice:

“…nunca pierdo el tiempo con gente cuya vida no pueda ser convertida en literatura.”

El otro punto de inflexión es conocer al Posibilista, quien le da la posibilidad de conseguir lo que quiera a cambio de convertirse en un asesino a sueldo.

Y un asesino a sueldo con una doble vida, sí es algo que le puede ofrecer a Lena, ya que eso sí se podría convertir en literatura.

Desde su primer asesinato, asume una premisa:

“Negarme a conocer las razones por las que murió ese hombre, y, con su muerte, si dejó a mucha gente afligida con su ausencia, fue una decisión inteligente. Cuando no tienes nada que perder, la diferencia entre lo moral y lo inmoral es intangible.”

El estilo de este libro no es sencillo. Alterna presente y pasado, va cambiando de persona según es Martín o Knopfler, hasta de registro, pasando de uno culto a otro incluso barriobajero.

Tampoco es una novela negra al uso, no se trata de descubrir al asesino, ya que lo conocemos desde la primera página.

Lo importante son las personalidades de los personajes:

La dualidad de Martín / Knopfler, que tiene claro cuál es su personalidad real, de la que se siente orgulloso, ya que ha sido el precio a pagar para conseguir al amor de su vida: Lena.

La escritora Elena Cohen, capaz de hacer casi cualquier cosa para mantener su éxito como novelista, una persona mucho más fría que nuestro asesino.

Y el Posibilista, ese gran personaje secundario, fundamental para la historia, que es quien le da las armas a Martín para convertirse en Knopfler.

CONCLUSIÓN

Reconozco que he tenido que leerme el libro dos veces, para darme cuenta de que, a pesar de ser una novela negra, realmente es incatalogable. Trata de los motivos que llevan a una persona a ser un asesino. Pero además, también es una novela de amor, un amor enfermizo, viciado, pero amor, al fin y al cabo.

Con un final sorprendente, es una novela espléndida, que me va a introducir en el autor, del que por desgracia no había leído nada hasta ahora y ante el que me tengo que descubrir.

Tengo que dar las gracias nuevamente al grupo #SoyYincanera, por darme la oportunidad de conseguir el libro en un sorteo, por hacer una lectura conjunta divertida y enriquecedora y a la editorial Alrevés por facilitarles los libros para poder hacerlo. Pero sobre todo por haberme descubierto al autor.

Os recomiendo que leáis el libro, pero poco a poco, con cuidado, para poder disfrutarlo. Si no, os pasará como a mi, que lo he tenido que leer dos veces.

“MORIR NO ES LO QUE MÁS DUELE “ INÉS PLANA

portada_morir-no-es-lo-que-mas-duele_ines-plana_201710311011

 

LA TRAMA:

Un hombre aparece ahorcado a las afueras de Madrid, sin documentación y con los ojos arrancados. Lo único con lo que cuenta la Guardia Civil es un papel en el bolsillo del muerto, donde aparece un nombre: Sara Azcárraga y su dirección. El teniente Tresser y su ayudante, el cabo Coira son los encargados de la investigación, en la que la única pista parece no tener salida, puesto que Sara es una persona solitaria, llena de miedos, que apenas sale de casa y niega conocer al fallecido, un profesor de carácter tranquilo y sin enemigos aparentes.

A medida que avanza la investigación, van surgiendo hechos del pasado, que afectan tanto a Sara como al teniente Tresser y nos obligan a intentar encajar las piezas que se nos van mostrando por el camino.

LA NARRACIÓN:

La narración se hace a través de un narrador omnisciente, tanto cuando la trama se centra en el teniente y su ayudante, como en Sara.

La novedad de esta novela es que mezcla tanto el género policiaco, como el thriller psicológico y de acción.

Hacia la mitad del libro, éste parece policiaco, con un asesinato inicial y una investigación por parte de un guardia civil, el teniente Tresser y su ayudante, mezclada con tintes de thriller psicológico al aparecer los conflictos mentales de la persona que es la única pista en la investigación, Sara Azcárraga, una mujer atormentada por un drama de su niñez, que no quiere o no puede recordar.

En ese momento, se da un giro inesperado, ya que se descubre quien es el asesino y ahí es cuando mezcla los tres géneros, puesto que el narrador incluye al asesino y su punto de vista, por qué comete los asesinatos y por qué acosa a Sara.

A pesar de conocer la identidad del criminal, la novela no pierde el interés para el lector, ya que queremos saber más sobre los conflictos personales de los personajes, a la vez que descubrimos la verdadera cara de la maldad.

De lo que parecía una novela policial, al encontrarnos de pronto en la mente del asesino, nos encontramos con un thriller psicológico, tanto al ver los intentos de éste de volver loca a Sara, y a la vez, al ir descubriendo el lector los terribles sucesos que acaecieron cuando era una niña, como lo que pasa por la mente del teniente, que va recordando tramos de su infancia que tenía anulados. Por otro lado, también tiene tintes de thriller de acción, sobre todo en la parte final, en que aumenta el ritmo de la novela en la cada vez más acuciante búsqueda del asesino. Poco a poco, las historias aparentemente inconexas de los personajes se van entrelazando, de manera que podemos resolver el enigma, no de quién, que ya lo sabemos, sino del cómo y del porqué.

CONCLUSIÓN:

En su primera novela, Inés Plana, nos muestra la complejidad de la mente humana, tanto en cuanto a las enfermedades psicológicas, a través de Sara, que nunca se ha podido reponer de un suceso terrible ocurrido en su niñez, como a través del teniente Tresser, que tiene que asumir ciertas cosas de su pasado para poder reconciliarse con él mismo.

Por otro lado, nos habla de maldad. Maldad en su estado puro, al introducirnos en la mente del asesino, frio y sin ningún tipo de remordimientos.

Aunque ya sepamos a mitad del libro quién es el asesino, esto no hace que perdamos el interés, porque las historias paralelas de los protagonistas nos motivan a querer conocer más, con lo que a pesar de que la trama se resuelve, no así las historias personales de los personajes, lo que nos invita a pensar que habrá una continuación.

A mi modo de ver se trata de una gran novela, no sólo sobre la resolución de un asesinato, sino sobre la mente del hombre y la maldad, con unos tremendos personajes, que os recomiendo leer

FICHA TÉCNICA:

Título: Morir no es lo que más duele

Autor: Inés Plana

Editorial: Espasa

Colección: ESPASA NARRATIVA

Número de páginas: 448

Fecha de publicación: 09/01/2018

ISBN: 978-84-670-5149-0

LECTURAS ENERO 2018

Estos son los libros que he leído en enero. Como veréis son muchos, espero poder ir compartiendo con vosotros las reseñas de algunos. Lo que sí os puedo decir es que todos me han gustado, por supuesto unos más que otros, pero todos son recomendables.

TARRO LIBROS 2018

Este año no quería unirme a retos literarios, pero voy a participar en la iniciativa de Carmen, del blog Carmen y amig@s,  porque me parece muy bonito y la excusa perfecta para poder comprarme más libros el año que viene. Se trata de elegir un tarro y poner un euro por cada libro que leamos, para poder reinvertido el año que viene, como no, en más libros.  Y de paso, os dejo mi tarro para que lo veáis.

POR QUÉ LEYENDO VIVO MIL VIDAS

Cada libro nuevo es una vida nueva,

Cada libro que leo abre una puerta a vivir mil vidas.

Y los que he leído, pese a mi frágil memoria, dejan su poso. Algo queda en un recoveco de mi mente, dormido, hasta que vuelve a despertar.

Como últimamente no vuelven a mí con tanta facilidad, escribo para recordar.

Para que algo de esas vidas, quede en mi interior.

Puedes decidir abrir una puerta al pasado, a la aventura, a la investigación, a la lucha, a la amistad, a mundos imaginarios que se convierten en reales, de la mano de mentes maravillosas que viven para crearlos.

Un sueño, una esperanza, un recuerdo, pueden convertirse en una vida nueva.

No comprendo que haya gente que se conforme con vivir una vida, pudiendo vivir miles. Aunque tal vez ellos piensen lo mismo de mí. Tal vez crean que leo tanto porque mi vida no me aporta lo suficiente.

Pero no es así. Yo creo que leer es la manera de ser una persona plena, abierta al mundo, aunque no leas de todo. Yo leo novela, novela negra, histórica, contemporánea, fantástica. Libros en los que se crean vidas.

“BASTA CON VIVIR “ Carmen Amoraga

 

portada_basta-con-vivir_carmen-amoraga_201707051719

FICHA TÉCNICA:

Título: Basta con vivir

Autor: Carmen Amoraga

Editorial: Ediciones Destino

Número de páginas: 320

ISBN: 978-84-233-5287-6

Fecha de publicación: 10/10/2017

ARGUMENTO:

Carmen Amoraga nos narra, la historia de dos mujeres, que, sin conocerse, entremezclan sus vidas de una forma peculiar.

Por un lado, tenemos a Pepa, la verdadera protagonista del libro, una mujer madura, amargada:

“Asqueada de la vida. Harta. Nublada. Cansada de esta vida, pero también de estar cansada de estar asqueada, harta, nublada.”

Tiene un perro al que le puso el nombre del único novio que ha tenido, Ramón, con el que mantiene unas conversaciones magníficas, que ponen el punto de humor al libro, al que ni siquiera quiere querer:

“No lo quiere, no quiere quererlo. Así no tiene que por qué dejar que su corazón se rompa en mil pedazos, porque una vez se rompió y todavía tiene la sensación de estar pegando unos trozos con los otros.”

Ha cuidado a su madre durante el tiempo que duró la depresión que tuvo tras la muerte de su padre, 13 años, por obligación. Tuvo que dejar su trabajo y su vida y por eso la culpa de todos sus males.

“Sus padres la trajeron al mundo sin que ella lo pidiera y una vez aquí, no se dieron cuenta de que ella era distinta, de que ella era especial, de que ella no quería vivir así, como entre tinieblas y de que no tenía ni idea de donde estaba el interruptor que prendía la luz.”

Por el otro lado está Crina, una joven rumana que en su país estudiaba medicina, con unos padres que la querían, donde tenía una buena vida, pero a quien su supuesto novio trajo a España y la vendió a una red de trata de blancas.

Ahora mide el tiempo por los hombres con los que tiene que follar y no se atreve a escapar por miedo a que hagan daño a su familia. Pero las cosas cambian cuando se queda embarazada y la llevan a una casa donde estaba encerrada “con una abuela blanca y un joven negro”.  Allí, por su futura hija, sólo piensa en correr y escapar en sus paseos diarios por una plaza, pero nunca lo hace.

Cuando a Pepa la obligan en su trabajo (la residencia en la que está su madre ahora) a coger unas vacaciones forzosas, su vida empieza a cambiar. En la plaza donde pasea Crina, un anciano (que resulta ser el padre de una de sus antiguas amigas, de las que se aisló después de la ruptura con su novio y un cáncer que la dejó estéril) le hace ver la situación de la joven a la que nadie parece ver: él cree que cuando tenga al niño se lo quitarán y lo venderán.

A partir de ahí, Pepa empieza a ver su vida de otro modo. Gracias a su madre, a la que ahora visita cada día, va a una psicóloga y comienza a pensar que los recuerdos que tiene no son reales, que ha olvidado los momentos felices y vuelve a recordar las cosas como fueron en realidad. Empieza a vestirse de otro modo, a maquillarse, a tener luz, vuelve a sonreír y a darse cuenta de que culpaba a todos los que la rodeaba de sus males y a mirar a la gente con la que se cruza.

Y por eso cree al viejo, por eso ve a Crina y por eso decide ayudarla.

No os voy a contar el final, para que leáis el libro, ya he contado demasiado.

Pero quiero recordar una frase que le dice su madre a Pepa:

“- ¿Qué es lo que quieres? ¿No te gustaría estar contenta, reírte, enamorarte? ¿No te gustaría vivir la vida, Pepa? Porque para vivir, basta con querer vivir.

En la nota final, la autora nos cuenta que los hechos están basados en dos historias reales, la de una mujer africana vendida por su familia a quien una desconocida ayudó cuando estaba embarazada, y la de una desconocida con la que se cruzó un día y estaba hablando con su perro, que tenía nombre de ser humano.

Y nos da datos sobre la trata de personas, situaciones que sabemos, que vemos a nuestro alrededor, pero ante las que permanecemos inmutables, porque preferimos no ver, no saber.

Y así aparecieron Pepa y Crina, una Pepa que decidiendo salvar a Crina consigue salvarse ella misma.

CONCLUSIÓN:

Es un libro duro, que trata sobre temas espinosos, la depresión y la trata de personas.

Nos habla de una Crina que sabiendo vivir, no puede y de una Pepa, que teniéndolo todo para ser feliz, no sabe vivir. Son personajes reales, inolvidables, que Carmen Amoraga nos hace ver muy cercanos.

Pero sobre todo es un libro de esperanza, de superación, de segundas oportunidades, que trata de mostrarnos que

“…para vivir, basta con querer vivir.”

Quiero dar las gracias a Carmina del blog De tinta en vena y a Ana Kayena del blog Negro sobre blanco por darme la oportunidad de participar en un sorteo más de #SoyYincanera y a la Editorial Destino por enviarnos los libros, pero sobre todo a Carmen Amoraga por escribirlo y darme la oportunidad de tener aún más ganas de vivir.

Os lo recomiendo a todos.

 

“INSPECTOR SOLO” David Jiménez “El Tito”

9788416580880

 

Título: Inspector Solo

Autor: David Jimenez “El Tito”

Editorial: VERSATIL

Nº de páginas: 376 págs.

ISBN: 9788416580880

Fecha de publicación: 11/09/17

 

 

SINOPSIS:

La vida de Marcial Lisón quedó marcada desde el mismo momento en el que el Asesino del café puso un pie en la ciudad de Cartagena. Conocer su identidad, dieciocho años después, lejos de haber supuesto un alivio para el inspector, hizo que descubriese que su pasado descansa sobre una mentira con la que es difícil convivir. Desde entonces, Sola, un galgo recogido junto a unos contenedores de basura, se ha convertido en su única familia. Su carácter hosco y alejado de lo políticamente correcto tampoco le ha permitido granjear grandes amistades; más allá de la de Zoe Ochoa, su compañera, y Sasha, una prostituta rumana con la que comparte algo más que sexo. Despertar en el interior de su coche, frente al edificio de Sasha, sin recordar cómo ha llegado hasta allí, y descubrir que la han asesinado, solo será el comienzo de una vorágine autodestructiva que alcanzará su cénit cuando Marcial compruebe que Zoe lo ha traicionado. Pero ¿por qué no recuerda nada de esa noche? ¿Cómo gestionar una investigación en la que las evidencias se empeñan en convertirlo a él en el principal sospechoso? Estos interrogantes sumirán la existencia de Marcial Lisón en una ingobernable zozobra en la que estabilizar su vida y demostrar su inocencia se convertirán en su verdadera obsesión.

IMPRESIONES:

Yo me leí en mayo “Muertes de sobremesa” y esperaba ansiosa la continuación, con lo que en el momento salió a la venta Inspector Solo, ahí estaba yo. Con lo cual, realmente, el libro lo leí en septiembre. Luego, con mis compañeros de Soy Yincanera, participé en una divertidísima lectura conjunta en noviembre y me lo volví a leer.

David Jiménez “El Tito” continúa con su inspector Marcial, que ahora se ha quitado el apellido Lisón, para pasar a ser el “Inspector Solo” como le apodan sus compañeros de comisaría.

Más negra que la primera novela de la serie, “Muertes de sobremesa”, que ya lo era, el inspector se enfrenta al asesinato de Sasha, la prostituta con la que se acostaba, sin saber si ha sido él el asesino, ya que no recuerda nada de la noche del asesinato y todas las evidencias apuntan a  ello, incluso él llega a pensarlo. Por otro lado, la relación con su compañera Zoe, que era su único apoyo en la comisaría, no pasa por su mejor momento, ya que siente que le ha traicionado y se vuelca en su perra Sola y en una afición cada vez más peligrosa a la cerveza, hasta el punto de tener que beber en comisaría.

El arisco Marcial, que ya lo era en la primera novela, aquí lo es más, ya que si de por si es alérgico a las relaciones personales, con la única persona que se abría desde la muerte de su amigo Santi, era con su compañera Zoe y al sentir que ha perdido su confianza, ya que tiene una relación con su compañero Miralles que no le ha confesado (compañero con el que  además se lleva fatal), si además le sumas una cierta tensión romántica que él no quiere admitir, pero que flota en el aire, tenemos una bomba de relojería.

Y eso es durante toda la novela Marcial: una bomba a punto de explotar, que a la vez intenta demostrar su inocencia, ya que sabe que tiene el tiempo contado. Se pasa el libro luchando contra su demonio interior, que no sabe nunca si gana o no la batalla. Y nosotros vamos leyendo sin respirar, queriendo saber, queriendo ayudarle sin poder, intentando consolarle cuando su pobre Sola está a punto de morir, queriendo decirle: ¡Idiota, deja la cerveza y vete a hablar con Zoe!

Me he quedado con una frase que me ha impactado, que piensa Marcial:

“…las personas no son lo que vemos, sino lo que no sabemos. Aquello que cada individuo oculta dice más que todo lo que muestra.”

Eso es Marcial. Lo que oculta. El Marcial duro, el de la comisaria, el que no se sabe el nombre de los agentes, es pura fachada.Yo me quedo el Marcial que cuida a Sola cuando está enferma, el que es incapaz de expresar lo que siente, el llora porque está solo.

En cuanto a Zoe, la evolución es diferente. En “Muertes de Sobremesa” veíamos a una joven callada, pero en la que ya se vislumbraba un carácter firme y en esta segunda novela, ese caracter se desarrolla, y encontramos a una Zoe mucho más madura, mucho más independiente y más fria, de lo cual en parte, Marcial también se siente responsable.

“Por primera vez, que él recordase, el sufrimiento de otra persona era capaz de atravesar esa gruesa coraza que le servía de escudo y podía sentirlo como suyo. Cada lágrima que resbalaba por las mejillas de la agente era una aguijonazo de inexplicable dolor para él.”

Creo que en este libro se ve la evolución de David Jiménez “El Tito” como escritor, de una manera impresionante. El ritmo no decae en ningún momento, todo lo contrario y nos lleva a un final que nos hace decirle: ¡Escribe ya la puñetera tercera parte, que necesitamos saber lo que pasa con Marcial!

Si el primero ya me gustó, desde luego, de este segundo tan sólo me ha quedado un pero: QUIERO MÁS.

 

Lidia Martínez Tubía

Leído 8/09/17