“LA TRAGEDIA DEL GIRASOL” Benito Olmo

20180507_1236141171717073.jpg

LA HISTORIA:

Después de “La maniobra de la tortuga”, Benito Olmo nos devuelve al inspector Manuel Bianquetti, con sus dos metros, sus grandes manos, sus pies “calibre 50” y su sempiterna resistencia a la autoridad.

Ha pasado un año desde su anterior aventura, un año de los dos que le impusieron de suspensión de empleo y sueldo, y ahora ejerce de detective privado, aunque esta actividad de momento no ha sido muy fructífera, ya que:

“Había comprobado de la peor manera posible que en tiempos de crisis, los servicios de un detective son un lujo por el que poca gente está dispuesta a pagar”

Tan solo lleva un caso, por cierto, bastante estancado –la búsqueda de una joven prostituta llamada Regina–, hasta que un excompañero le propone que forme parte del dispositivo de seguridad que se va a organizar con motivo de la estancia en Cádiz del adinerado Carlos Ferraro, que va de visita para ver un partido de fútbol de su amado Real Madrid. A pesar de que la idea le parece odiosa,

“No había sido policía durante veinte años para terminar haciendo de niñera de un ricachón”

acepta el trabajo, ya que él mismo reconoce que:

“Durante aquellos doce meses de inactividad, sus malos modos y su permanente mal humor no habían hecho otra cosa que aumentar, y empezaba a ser consciente de que su trabajo como inspector de policía no había sido solo un medio para subsistir, sino también una vía por la que canalizar la rabia. Sin ella, antes o después, explotaría y terminaría metiéndose en un lío.”

Tras el primer asesinato (del cual no voy a decir más, para que tengáis que leer el libro), el ritmo de la novela va aumentando y se suceden muertes, persecuciones, giros inesperados y un final trepidante, digno de la mejor película de acción.

Cuando acabéis de leerlo, terminaréis por querer a nuestro Bianquetti, porque a pesar de su carácter y aparente brusquedad, en el fondo es un ser tierno, lo cual se revela tanto en su trato hacia Cristina (su amante, de quien se aleja de forma premeditada para evitar que le pase algo por su culpa), hacia su hija Sol (a quien apenas ve, ya que vive en Madrid), como hacia Regina (la prostituta a quien le han encargado encontrar), al igual que hacia la viuda de uno de los asesinos a sueldo (contratado para matar a no voy a decir quien), que vive de forma miserable con su hijo, y a quien lleva comida y le entrega todo el dinero conseguido por su primer trabajo.

LA NARRACIÓN:

Bianquetti, el total y absoluto protagonista de la novela, es un personaje redondo, que no responde en absoluto al arquetipo de policía que podemos tener en mente: es brusco, irónico e irreverente hacia cualquier tipo de autoridad. Consigue poner nervioso a casi todo el mundo:

“No se detuvo a presenciar el efecto de sus palabras, ni falta que hacía. Siguió caminando mientras notaba varios pares de ojos clavados en su espalda como puñales de cólera. Al menos había conseguido lo que quería, se dijo. Los había puesto nerviosos y ahora sabrían que estaría pendiente de cada paso que dieran.”

Pero a pesar de eso, como ya he dicho, tiene un trasfondo de oro.

El libro está narrado en tercera persona, por un narrador omnisciente, a excepción de los diálogos, que son en primera persona.

Se sucede en orden cronológico, y mantiene un ritmo muy ágil –con frases y capítulos cortos y las comas justas–.

Tiene un estilo sencillo y claro, sin necesidad de adornos superfluos ni excesivos adjetivos, y giros inesperados que nos llevan a un final trepidante.

CONCLUSIÓN:

El autor aprovecha para denunciar temas muy actuales: la prostitución, los excesos presupuestarios en obras desproporcionadas, el tráfico de drogas y la situación económica del país –totalmente injusta, con una minoría opulenta y una mayoría que tiene que conformarse con sueldos ínfimos para poder malvivir–.

“Nadie gana tanta pasta siendo honrado”

Definitivamente, es un libro excelente, con el que los aficionados a la novela negra disfrutarán muchísimo, sobre todo porque no podrán abandonar su lectura hasta llegar a un inesperado final.

FICHA TÉCNICA:

  • Título: La tragedia del girasol
  • Autor: Benito Olmo
  • Sello:   SUMA
  • Fecha publicación: 04/2018
  • ISBN:   9788491291831

 

“CUÍDATE DE MÍ” María Frisa

PORTADA

LA HISTORIA:

La narración principal transcurre desde el 13 de junio al 26 del mismo mes. Durante esos días, las dos protagonistas, la inspectora Lara Samper y la subinspectora Berta Guallar, una pareja de policías del Servicio de Atención a la Mujer en Zaragoza, tienen que solucionar el crimen de un joven, calcinado en una pira de leña en las Jornadas Medievales de Alfajarín, que resulta ser de Manuel Velasco. Manuel era el supuesto violador de la joven Noelia Abad, que fue absuelto en el juicio, tema que todavía afecta mucho a Berta, que se implicó mucho en la investigación y que, en su interior, no puede evitar alegrarse de su muerte.

En paralelo, tenemos otras dos subtramas. Por un lado, el acoso al que un supuesto pederasta somete a Berta a través de un blog, ya que fue ella quien le detuvo, según él, sin seguir los procedimientos policiales correctos y con abusos, y del que también salió absuelto, lo cual afecta mucho emocionalmente a la subinspectora. Por el otro, el misterioso pasado de Lara en Barcelona, que nadie conoce a excepción de su jefe, Luis Millán, y que se nos va revelando poco a poco, pero dándonos tan sólo esbozos de lo ocurrido realmente.

Casi desde el principio podemos advertir las diferencias más que evidentes entre el carácter de ambas compañeras.

Lara quiere ser fría y distante, cerrada a las relaciones personales después de lo ocurrido seis años atrás en Barcelona, con la premisa de que:

“Si no había ningún testigo de su vida anterior, esta no existía, del mismo modo que si un árbol cae en un bosque y nadie está cerca para oírlo, no hace ruido.”

Es psicóloga, vive sola, acompañada de sus plantas, en un piso que para ella es un oasis de paz y no despierta muchas simpatías en comisaría, ya que es inteligente y guapa:

“Tan profunda e irritantemente hermosa, que su belleza se imponía y anulaba sus otras cualidades y defectos.”

En cuanto a Berta, compasiva, empática, no puede evitar implicarse en los casos, hasta el punto de dar su teléfono personal a las mujeres maltratadas. Este caso le origina sentimientos entrecortados, ya que al haberse implicado tanto en el tema de la violación de Noelia, no puede evitar alegrarse de la muerte del que ella está convencida que fue su violador y le cuesta asumir que alguien de su familia pueda ser sospechoso, si bien también es capaz comprender el dolor de la madre del asesinado:

“El dolor y la muerte nos igualan, pensó: Nos creemos tan singulares y, sin embargo, ante la muerte, la personas mostramos reacciones análogas. Todos.”

Por otro lado, su situación familiar – está casada con un hombre que continuamente le reprocha no dedicar el tiempo suficiente a sus dos hijos – y el tema del acoso a través de internet, le afectan mucho. Continuamente se repite a si misma, como un mantra para darse fuerzas:

“Soy la puta ama”

LA NARRACIÓN:

Está escrita por un narrador omnisciente, en tercera persona, con un estilo sencillo pero muy cuidado. Varía de registro, según hable de Lara o de Berta, poniéndose en la piel de los personajes; la diferencia más evidente es cuando hablan los amigos poligoneros de los coches tuneados, la gran afición de Manuel Velasco, o su novia, en un estilo de total incultura.

El tiempo del relato es cronológico, y escrito de una manera muy original, de modo que cada día, desde el 13 al 26, alterna las correspondientes narraciones de cada día sobre Lara y Berta, cortas, lo que hace que el ritmo sea más ágil; a lo cual ayuda la introducción de las tramas secundarias, que nos atrapan, sobre todo la de Berta, casi tanto como la principal. De vez en cuando, al principio (el día 10, cuando Manuel Velasco se quema en la pira), o cuando narra la violación de Noelia, introduce flash-backs escritos en tipografía diferente, para que no los confundamos.

Está salpicado de descripciones de Zaragoza, pero no excesivas, que no afectan al ritmo del libro, pero nos permite “ver” la ciudad y sus alrededores.

Los personajes, Lara y Berta, Sherlock y Watson, como las llaman en comisaría, son uno de los puntos fuertes de la novela, totalmente diferentes a las típicas parejas de detectives, entre otras cosas, porque no es fácil encontrar una pareja de mujeres en las novelas policiacas, de caracteres totalmente opuestos, sin ser amigas, sobre todo porque la inspectora Samper huye de toda relación personal, pero complementarias.

Otro de los puntos fuertes, es cómo la autora introduce temas muy duros: la violencia de género, las violaciones, el machismo desde la juventud, la pederastia, incluso la falta de presupuesto que se asigna a la policía para estos menesteres, que podría evitar la muerte de muchas mujeres por malos tratos; pero no lo hace de forma morbosa, sino poniendo encima de la mesa, de forma realista, estos graves problemas que vemos día a día y que muchas personas, incluidos los jóvenes, consideran normales.

Pero el mayor punto fuerte son los giros de la novela, cómo juega la escritora con los lectores, que de igual modo que Lara, se agarra a la antinavaja de Leibniz:

“Todo lo que sea posible que ocurra, ocurrirá”

haciendo que a medida que transcurren los días y aparecen nuevas pistas, vayamos cambiando de sospechoso, hasta llegar a un desenlace totalmente inesperado, tal y como decía Sherlock Holmes:

“Cuando hayas descartado lo imposible, lo que quede, aunque sea improbable, debe ser la verdad.”

CONCLUSIÓN:

Se nota que es un libro que me ha encantado: porque engancha, porque no lo puedes dejar ni un minuto, porque aprovecha para denunciar temas que nadie debería permitir, porque la autora juega con nosotros de principio a fin,  aunque va dejando  pistas que  no nos son evidentes hasta el final, sin dejar hilos sueltos, y porque está espléndidamente escrito.

Muchísimas gracias a María Frisa por haber escrito tan bien esta novela y a #SoyYincanera por organizar estas lecturas simultáneas, que no defraudan nunca.

FICHA TÉCNICA:

  • Título: Cuídate de mí
  • Autor : María Frisa
  • Sello: PLAZA & JANÉS
  • Fecha publicación: 02/2018
  • ISBN: 978-84-01-02081-0
  • Páginas: 480

 

LECTURAS FEBRERO 2018

incollage_20180228_1131575611565030573.jpg

Estos son los libros que he leído durante el mes de febrero. Los pongo un poco tarde (ya se está acabando marzo), pero he tenido un mes complicado de salud y no he podido atender mucho al blog. Espero no tardar tanto en poner las de este mes.

La verdad es que todos me han gustado, aunque solo haya puesto reseña de “Lena”. Eso no quiere decir nada, no es que el resto no me hayan gustado, simplemente, he tenido un mes difícil.

De hecho, no he reseñado “Un amor”, que me ha encantado, como todo lo que escribe Alejandro Palomas, porque estoy esperando a hacer una segunda lectura para escribir la reseña.

Espero, poco a poco ir añadiendo reseñas. Eso sí, todos mis buenos deseos cuando abrí el blog, de ir poniendo lo que había leído en una libreta desde el 2016, se han ido al garete: mi perro, un día decidió que tenía hambre y me destrozó el cuaderno. O sea, que si quiero poner algo, lo tendré que volver a leer, porque ya sabemos que de mi memoria no me puedo fiar mucho.

Muchas gracias a los que me siguen en el blog y en el resto de redes. Espero que poco a poco, esto sea un blog de verdad y le pueda dedicar el tiempo que se merece.

Un abrazo.

 

“EL COLOR DE LA LUZ” Marta Quintín Maza

PORTADA

MIS IMPRESIONES

La historia comienza, cuando una periodista que está cubriendo una subasta de cuadros en Nueva York, se queda perpleja por la cantidad que una anciana ha pagado por una obra de arte de Martín Pendragón, un cuadro ya de por si impresionante, una:

“…explosión de colorido incandescente, recogida en trazos gruesos, embalsada en rugosas lágrimas de pintura, acotada por una sombra que bien podía ser la de una mujer, que, sin embargo, se veía arrollada y desfigurada sin remedio por una llamarada de pasión hecha de luz, día y fuego.”

Pero sobre todo lo que más le impacta es la anciana cuando se levanta y coge el cuadro:

“Lo que me impresionó fue otra cosa. La imagen de aquella mujer, avanzando con una mezcla de premura y altanería por el pasillo, mientras asía la tabla con un ansia contenida, anticipándose a todos. El modo en que sus dedos la aferraron, con firmeza, pero asegurándose de dejar impresa una caricia. Y su mirada. Aquel fulgor que había prendido en sus ojos relucientes, circundados por las arrugas, pero que en aquel momento resumían la esencia y el brillo de la vida, como los de un niño que acaba de descubrir el mar o una camada de cachorros.”

Decide que tiene que contar la historia que está detrás de ese cuadro y al final consigue que Blanca Luz Miranda (la rica anciana ya propietaria del cuadro) le cuente “su” historia, basándose en “su” memoria, ya que como bien dice antes de empezar a narrarla:

“…nuestra amiga la memoria…, un ente frágil y misterioso que siempre se ve obligado a recordar en solitario, por lo que se apoya en cosas que jamás sucedieron, en otras de las que no se acuerda, y en algunas más que es imposible llegar a saber.”

Y eso hace: contar la historia de Blanca Luz Miranda y Martín Pendragón, desde que se conocieron – siendo unos jóvenes, cuando él era un estudiante de pintura, en la casa de su padre, D. Francisco Miranda, ubicada en una ciudad sin nombre del norte de España, con otros dos aprendices, Eduardo y Chema – hasta la actualidad.

Un tercio del libro lo ocupa en esa historia amor juvenil, donde la autora utiliza un ritmo lento y un lenguaje extremadamente culto, acorde con la época en la que se encuentran, principios del siglo XX, que nos hace disfrutar aún más de ese primer amor.

Con la marcha de Martín a París, comienzan una serie de encuentros y desencuentros que no voy a contar, para que los descubráis vosotros. Sí que os puedo decir, que con Martín nos adentraremos en el París del arte, a la Ruche, la colmena llena de artistas, donde la autora nos lleva magistralmente. Y con Blanca Luz a la España del fin de la República, incluso a la guerra civil, aunque de forma más breve.

Y nuestro cuadro, el tercer protagonista, que llega como un regalo de cumpleaños a las manos de Blanca Luz, desaparece de su vida y al fin, lo vuelve a recuperar en la famosa subasta.

“Era un cuadro desbordante, que dolía cuando se lo contemplaba, porque en él había un alma atrapada. Un alma que se había quedado a vivir allí, expuesta, tendida, sin piel.”

Es una historia narrada a varias voces, en tercera persona cuando Blanca Luz le cuenta la historia a la periodista-escritora (de la que nunca llegamos a saber el nombre), en primera, en los párrafos en que la periodista sale de la historia para volver al presente, a las conversaciones con Blanca Luz y a parte de sus indagaciones, y epistolar, mediante las cartas entre Chema y Martín, que Blanca Luz conservaba.

A medida que pasa el tiempo, el lenguaje va variando, haciéndose más actual y el ritmo poco a poco también aumenta.

Tiene unos personajes impresionantes. Además de Blanca Luz y Martín, tenemos a nuestra periodista-escritora, que se va poniendo poco a poco de parte de Martín, al bueno del Sr. Miranda, que con su actividad en la República enseñando arte nos deja entrever esa época y ver su generosidad, a Eduardo, el marido de Blanca Luz (para mí un ser anodino) y Gabrielle (la pragmática mujer de Martín) y sobre todo Chema, el amigo para todo, hasta el final, quien le acompañó en todo momento, de quien Martín dice:

“Hace falta ser muy generoso para eso, y querer mucho y de verdad a la persona por la que te alegras. Aunque pocas veces nos lo reconozcamos, resulta más complicado perdonar el éxito que el fracaso. Y él lo hizo…”

CONCLUSIÓN

Habrá quien lea el libro y no crea que sea un amor verdadero, o que no entiendan a Blanca Luz, o crean que es una persona voluble. Yo no lo creo así.

Aunque se separen una y otra vez, aunque se dejen preguntas por hacer, aunque Blanca Luz no se atreva a preguntarle si algún día la volverá a pintar, al final ella le dice que no ha vuelto a querer como a él y él le confiesa que:

“Todos afirman que he creado obras maravillosas. Pero la más hermosa de todas fue quererte…”

El epílogo nos da idea de lo tremendo de ese amor con la aparición de un cuadro póstumo titulado:

“La luz siempre será blanca”

Siento haber revelado más cosas de las que debía. Para mí no es una novela romántica, aunque haya amor. Es una NOVELA, que, aunque como a todas, podamos poner sus peros, porque criticar es muy fácil, es hermosa y maravillosamente escrita, de principio a fin.

Gracias a Marta Quintín por haberla escrito y a #SoyYincanera por haber propuesto una nueva lectura conjunta de la que hemos disfrutado muchísimo.

 

Ficha técnica

Título: El color de la luz

Autor: Marta Quintín Maza

Sello: SUMA

Fecha publicación: 02/2018

Páginas: 432

ISBN: 9788491290285

 

8 DE MARZO: LECTURAS EN FEMENINO

Desde el grupo Tarro-Libros 2018, nos han propuesto una nueva iniciativa. Proponer una recomendación de un libro para la celebración del día, 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, libro que por supuesto, debe estar relacionado con la mujer.

lecturas en femenino

 

AZUL TORMENTA, LLUVIA AÑIL 

A.V. San Martín

Yo, en este caso he elegido el libro de A.V. San Martín, “Azul tormenta, lluvia añil”, ya que me ha parecido un libro en que se habla de maltrato, pero sobre todo, de la posibilidad de salir de él.

PORTADA AZUL TORMENTA LLUVIA AÑIL

SINÓPSIS:

¿Y si se pudiera retroceder en el tiempo, alterar el pasado y corregir las decisiones que fueron erróneas? Sin entender cómo, Ana despierta en el año 1999 con dieciocho años de nuevo. Ante ella se despliega la inimaginable oportunidad, de mantener alejado de su vida al hombre que la maltrató, torturó y atormentó durante sus nueve años de matrimonio, tratando de eludirle y evitando volver a enamorarse de él. Ana luchará por forjarse un nuevo futuro sin él pese a que no será nada fácil. Por el camino conseguirá hacerse más fuerte, reencontrarse a sí misma y aprenderá a curarse el alma mientras retoma la convivencia con antiguos compañeros de universidad y sin preverlo descubre en una persona de su pasado el amor más noble, desinteresado y tolerante.

NARRACIÓN:

Cuando Ana, después de constantes maltratos por parte de su marido, aparece en 1999, con 18 años, en su primer día de universidad, descubre que tienen la oportunidad de cambiar su vida.

Vuelve a su piso de estudiante, se reencuentra con sus amigos del pasado y, puesto que sus recuerdos de lo ocurrido con su marido siguen intactos, trata por todos los medios de no encontrarse con él para que el pasado no se repita.

Pero, a pesar de que encuentra la felicidad poco a poco, con la persona que menos esperaba, Él sigue allí, rondándola, obsesionado con ella. Y aunque la historia de lo ocurrido cuando tenía 18 años cambia, el miedo a que le vuelva a hacer daño sigue presente.

El libro tiene reflexiones impactantes, sobre todo las que hace sobre el maltrato:

“Soy un león enjaulado, no, era un león enjaulado al que han azotado hasta disminuir, desmenuzar y encoger en un despojo de cobardía y miseria.”

“Para Él sí, es indispensable puesto que la culpable siempre soy yo, y mi león ya no es el rey de la selva, ya no clama por su orgullo y su poderío; es una criatura débil, cobarde y sumisa que prefiere dormir a vivir porque cada día que pasa no vive, muere un poquito más.”

“- Tantos años de maltrato y ni una sola denuncia, Ana ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué  el 80% de las mujeres que sufren maltrato no denuncian? ¿Miedo? Sí ¿Por qué no, cuando es evidente que en su mayoría reciben amenazas hacia ellas o su familia? ¿Vergüenza?”

“En los delitos de violación o acoso sexual sufridos mayoritariamente por mujeres, aún se juzga a la víctima como elemento provocador, ya sea por la indumentaria o por la actitud.”

“Tal vez para algunas voces, los logros alcanzados hasta el momento sean suficientes y se considere que hablar de machismo está fuera de lugar. Tal vez la situación haya mejorado sensiblemente; sin embargo, la realidad pura y dura es que todavía estamos muy lejos de la verdadera igualdad.”

“Y aún así, el miedo y la vergüenza a ser juzgadas es uno de los motivos de las mujeres para no denunciar las agresiones de sus compañeros.”

“Otras veces el maltrato psicológico está tan enraizado y ha hecho tanto daño en el raciocinio de esa mujer, que las humillaciones y degradaciones de su atormentador quedan impregnadas en su cabeza como ciertas. Menguadas y anuladas, creen que no valen nada. Y tienen miedo a estar solas, porque el maltratador les ha hecho creer que dependen de él absolutamente para todo.”

CONCLUSIÓN:

Es un libro muy bien escrito, narrado en primera persona por Ana, la protagonista. Trata de temas muy duros, sobre todo el del maltrato, pero también los intentos de Ana de denunciar problemas en 1999, de problemas e injusticias que van a ocurrir años más adelante en España.

Tan solo el prólogo y el último capítulo y el epílogo están escritos en la actualidad, por una Ana de 33 años. El resto lo narra una Ana de 18 años, dispuesta a cambiar su vida.

No os voy a contar lo que ocurre para que lo descubráis vosotros.

Tan solo os digo que es un libro de esperanza, que me gustaría que leyeran todas las mujeres maltratadas, física o psicológicamente, para que sepan que se puede escapar, se puede volver a vivir, aunque sea difícil, porque aunque creamos que no somos nada, sí lo somos y nadie puede hacer que pensemos lo contrario.

Gracias a A.V. San Martín por escribir este libro y por dar fuerzas a las mujeres que no saben como escapar de un infierno y a las que luchan por la igualdad.

 

“LENA” Daniel Vázquez Sallés

PORTADA LENA

 

FICHA TÉCNICA

Título: Lena

Autor: Daniel Vázquez Sallés

Editorial: Alrevés

NÚMERO DE PÁGINAS: 240

FECHA DE PUBLICACIÓN: enero 2018

ISBN: 978-84-17077-32-7

SINOPSIS

La primera vez que Martín vio a Lena en la playa tenía doce años y ya entonces supo que esa joven sería la mujer de su vida, pero para ello debería pagar un peaje: convertirse en un asesino a sueldo.

Y aunque quizá fue la casualidad la que cruzó su vida con el Posibilista, tal vez no fue tanta la coincidencia de asumir la condición humana de matar por encargo. Porque si algo estaba escrito no era su vocación, sino su amor demente por Lena, esa escritora fatal amada –y renegada– por sus semejantes.

Asumir la identidad de Knopfler y los infinitos riesgos que conllevaba ser un criminal no fueron para Martín un impedimento, porque su objetivo final, Lena, era el regalo. Y es que, a fin de cuentas, Lena es la historia de amor a lo largo del tiempo entre un asesino a sueldo y una novelista.

Daniel Vázquez Sallés no juega con el lector, pero sí lo acompaña en un recorrido vital lleno de curvas y de guiños a la ciudad de Barcelona y a algunos personajes que en algún momento de sus vidas se han cruzado con el autor.

NARRACIÓN

La novela ya comienza de la siguiente manera:

“No es fácil admitir una adicción, pero me convertí en un asesino a sueldo por una mujer y, con casi cincuenta años, admito mi condición de hombre existencialmente bipolar”

A partir de ahí, a veces en primera persona, cuando habla de sí mismo como Knopfler, el asesino a sueldo, a veces en tercera, cuando habla de su otro yo, Martín el apocado, su tapadera (evidenciando así la que considera su personalidad real), va alternando presente y pasado.

Poco a poco, nos cuenta su vida desde los doce años, cuando conoció y se enamoró de Lena, su adicción. Nos narra su vida como hijo del chofer de Don Sebastián, un ser que a mí me ha parecido despreciable y su reencuentro – encuentro sexual – con la ya escritora Elena Cohen cuando él tiene veinte años. Ese encuentro es un punto de inflexión en su vida, cuando ella le dice:

“…nunca pierdo el tiempo con gente cuya vida no pueda ser convertida en literatura.”

El otro punto de inflexión es conocer al Posibilista, quien le da la posibilidad de conseguir lo que quiera a cambio de convertirse en un asesino a sueldo.

Y un asesino a sueldo con una doble vida, sí es algo que le puede ofrecer a Lena, ya que eso sí se podría convertir en literatura.

Desde su primer asesinato, asume una premisa:

“Negarme a conocer las razones por las que murió ese hombre, y, con su muerte, si dejó a mucha gente afligida con su ausencia, fue una decisión inteligente. Cuando no tienes nada que perder, la diferencia entre lo moral y lo inmoral es intangible.”

El estilo de este libro no es sencillo. Alterna presente y pasado, va cambiando de persona según es Martín o Knopfler, hasta de registro, pasando de uno culto a otro incluso barriobajero.

Tampoco es una novela negra al uso, no se trata de descubrir al asesino, ya que lo conocemos desde la primera página.

Lo importante son las personalidades de los personajes:

La dualidad de Martín / Knopfler, que tiene claro cuál es su personalidad real, de la que se siente orgulloso, ya que ha sido el precio a pagar para conseguir al amor de su vida: Lena.

La escritora Elena Cohen, capaz de hacer casi cualquier cosa para mantener su éxito como novelista, una persona mucho más fría que nuestro asesino.

Y el Posibilista, ese gran personaje secundario, fundamental para la historia, que es quien le da las armas a Martín para convertirse en Knopfler.

CONCLUSIÓN

Reconozco que he tenido que leerme el libro dos veces, para darme cuenta de que, a pesar de ser una novela negra, realmente es incatalogable. Trata de los motivos que llevan a una persona a ser un asesino. Pero además, también es una novela de amor, un amor enfermizo, viciado, pero amor, al fin y al cabo.

Con un final sorprendente, es una novela espléndida, que me va a introducir en el autor, del que por desgracia no había leído nada hasta ahora y ante el que me tengo que descubrir.

Tengo que dar las gracias nuevamente al grupo #SoyYincanera, por darme la oportunidad de conseguir el libro en un sorteo, por hacer una lectura conjunta divertida y enriquecedora y a la editorial Alrevés por facilitarles los libros para poder hacerlo. Pero sobre todo por haberme descubierto al autor.

Os recomiendo que leáis el libro, pero poco a poco, con cuidado, para poder disfrutarlo. Si no, os pasará como a mi, que lo he tenido que leer dos veces.

“MORIR NO ES LO QUE MÁS DUELE “ INÉS PLANA

portada_morir-no-es-lo-que-mas-duele_ines-plana_201710311011

 

LA TRAMA:

Un hombre aparece ahorcado a las afueras de Madrid, sin documentación y con los ojos arrancados. Lo único con lo que cuenta la Guardia Civil es un papel en el bolsillo del muerto, donde aparece un nombre: Sara Azcárraga y su dirección. El teniente Tresser y su ayudante, el cabo Coira son los encargados de la investigación, en la que la única pista parece no tener salida, puesto que Sara es una persona solitaria, llena de miedos, que apenas sale de casa y niega conocer al fallecido, un profesor de carácter tranquilo y sin enemigos aparentes.

A medida que avanza la investigación, van surgiendo hechos del pasado, que afectan tanto a Sara como al teniente Tresser y nos obligan a intentar encajar las piezas que se nos van mostrando por el camino.

LA NARRACIÓN:

La narración se hace a través de un narrador omnisciente, tanto cuando la trama se centra en el teniente y su ayudante, como en Sara.

La novedad de esta novela es que mezcla tanto el género policiaco, como el thriller psicológico y de acción.

Hacia la mitad del libro, éste parece policiaco, con un asesinato inicial y una investigación por parte de un guardia civil, el teniente Tresser y su ayudante, mezclada con tintes de thriller psicológico al aparecer los conflictos mentales de la persona que es la única pista en la investigación, Sara Azcárraga, una mujer atormentada por un drama de su niñez, que no quiere o no puede recordar.

En ese momento, se da un giro inesperado, ya que se descubre quien es el asesino y ahí es cuando mezcla los tres géneros, puesto que el narrador incluye al asesino y su punto de vista, por qué comete los asesinatos y por qué acosa a Sara.

A pesar de conocer la identidad del criminal, la novela no pierde el interés para el lector, ya que queremos saber más sobre los conflictos personales de los personajes, a la vez que descubrimos la verdadera cara de la maldad.

De lo que parecía una novela policial, al encontrarnos de pronto en la mente del asesino, nos encontramos con un thriller psicológico, tanto al ver los intentos de éste de volver loca a Sara, y a la vez, al ir descubriendo el lector los terribles sucesos que acaecieron cuando era una niña, como lo que pasa por la mente del teniente, que va recordando tramos de su infancia que tenía anulados. Por otro lado, también tiene tintes de thriller de acción, sobre todo en la parte final, en que aumenta el ritmo de la novela en la cada vez más acuciante búsqueda del asesino. Poco a poco, las historias aparentemente inconexas de los personajes se van entrelazando, de manera que podemos resolver el enigma, no de quién, que ya lo sabemos, sino del cómo y del porqué.

CONCLUSIÓN:

En su primera novela, Inés Plana, nos muestra la complejidad de la mente humana, tanto en cuanto a las enfermedades psicológicas, a través de Sara, que nunca se ha podido reponer de un suceso terrible ocurrido en su niñez, como a través del teniente Tresser, que tiene que asumir ciertas cosas de su pasado para poder reconciliarse con él mismo.

Por otro lado, nos habla de maldad. Maldad en su estado puro, al introducirnos en la mente del asesino, frio y sin ningún tipo de remordimientos.

Aunque ya sepamos a mitad del libro quién es el asesino, esto no hace que perdamos el interés, porque las historias paralelas de los protagonistas nos motivan a querer conocer más, con lo que a pesar de que la trama se resuelve, no así las historias personales de los personajes, lo que nos invita a pensar que habrá una continuación.

A mi modo de ver se trata de una gran novela, no sólo sobre la resolución de un asesinato, sino sobre la mente del hombre y la maldad, con unos tremendos personajes, que os recomiendo leer

FICHA TÉCNICA:

Título: Morir no es lo que más duele

Autor: Inés Plana

Editorial: Espasa

Colección: ESPASA NARRATIVA

Número de páginas: 448

Fecha de publicación: 09/01/2018

ISBN: 978-84-670-5149-0